domingo, 11 de abril de 2010

Algo de mí...7


Acto seguido repaso la habitación de mi hijo con 10 años és ya se encarga de tenerla lista, pero siempre le echo un vistazo.A veces me apoyo en el quicio y recorro con la vista sus estanterías. Esos peluches que no permite que regale, pero con las que ya no juega; esos cuentos infantiles que atesoran entre sus hojas garabatos, migas de pan o marcas de leche y que me recuerdan estos momentos preciosos en los que juntos recorríamos cada una de sus páginas una y otra vez, cómo si cada vez descubriera de nuevo el cuento.
No dejo que me embargue la nostalgia, mi niño ya se hace mayor y ahora nuestros momentos son diferentes, pero igualmente entrañables.
Después de terminar las habitaciones continuo, cada día tengo una tarea asignada, un día toca cocina, otro baño...y de esta manera se me pasan las dos primeras horas en las que mi hijo ha salido hacia la escuela.
Sus horarios son mis horarios, sé que sale poco antes de las 9 y que lo recojo a las 5 de la tarde. Y este es mi tiempo, en el que me dedico a mis tareas.

Poco después de las 11 he cogido el coche y me he dirigido al campo de tiro, procuro ir un par de veces por semana. A estas horas no suele ir nadie, llego, práctico y me voy. Generalmente combino el tiro al arco y el tiro con pistola de 9mm en la galería de 10m. El tiro al arco es una modalidad que me permite trabajar la precisión y desarrollar la fuerza de mi brazo derecho, y el tiro con pistola a una distancia tan corta me permite no dejar de familiarizarme con el instrumento base de mi trabajo...

2 comentarios:

  1. Una buena preparación.
    Pobres víctimas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Se intenta estar preparada ;)

    Pd...tocando lo que no debía he anulado tu comentario de la película "El concierto" :(

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...