Jabón de fresa


Hacía tiempo que quería probar de hacer jabón, pero no los de barra que tanto se ven ahora.
Me apetecía un jabón que dieran ganas de comérselos. Como tengo moldes de silicona que compré para los coulant me decidí probar de hacerlos como si fueran cupcakes.
La verdad es que me sorprendió lo fácil que fueron de hacer:

Mezclé 60gr. de sosa cáustica con 110cl de agua destilada (con cuidado que ya sabéis lo peligrosa que puede ser).
En otro bol puse 300cl de aceite de girasol, 100cl de aceite de coco y 75gr. de manteca de cerdo.
Con una batidora fui batiendo la mezcla de los aceites mientras iba añadiendo el agua con sosa.
Llegado el momento en el que conseguí la traza le incorporé colorante rojo.
Lo volqué en los moldes y esperé 24 horas.
Los desmoldé y preparé con glicerina, colorante rojo y esencia de fresa la glasa...como toque final virutas de coco.

Comentarios

  1. Wow! A me me das esos jabones y me los como!!!

    ResponderEliminar
  2. Je, je...la verdad es que apetece:)

    Besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario