Algo de mí...25


José me abordó al entrar en el club, habían pasado tres meses de la
cena.

-Necesito hablar contigo ahora.

El tono de su voz no admitía discusión, así que le seguí hasta
su coche, en cuanto cerré la puerta lo puso en marcha y sin decir
palabra se dirigió hacia la autopista, pero antes de tomarla se desvió
hacia un camino particular que supongo debía conducir a alguna
finca. Paró el coche se desabrochó el cinturón de seguridad y se giró
hacia mí.

-Cecilia, veo que te has ido entrenando y aunque no me
has dicho nada de la propuesta de la otra noche, entiendo que te
interesa.

Por fin había llegado el momento de la verdad, cuántas
vueltas no le había dado a ello. Pero cada vez tenía más claro que
esta era una salida importante para mí, aunque las dudas hacían
mella.

Comentarios

  1. Tachán, tachán, qué intriga!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Dina...ya veremos cómo sigue ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ohhhhhhhhh, yo pensaba que se iba a declarar.

    Ya no quedan románticos.

    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario