Algo pequeñito


Siguiendo con mi applemanía ha llegado a mi vida una diminuta novedad.
Nunca me he comprado nada que se pareciera a un aparato móvil de música, ni en forma de casete, ni en forma de cd, ni Mp3, ni Mp4…
Pero mi hijo Julián al comprarse un ipod último modelo, que incluso controla sus entrenamientos gracias a un xip que lleva en la zapatilla, me pasó su
Mp3 trotinado.

La verdad es que se quedó en un cajón en vez de en la basura porque por lo visto se podía utilizar como pen drive, hasta que un día probé de salir a correr con
la música a cuesta y vi lo diferente que era sacar el hígado en silencio o con el compás de una buena sesión de jazz.

Cuándo me compré mi querido portátil tuve la agradable sorpresa de que era el día del cliente y por lo tanto tenía un interesante 10% de descuento, aunque para ello necesitaba la tarjeta del establecimiento lo cual no era mi caso; pero solicitarla era inmediato y el coste bianual era de 15€, por lo que fui rauda a pedirla.
La siguiente sorpresa fue que podía pagar en tres meses sin intereses, así que media hora más tarde me encontré saliendo del establecimiento con mi Mac en la mano, un vale para futuras compras bastante interesante y todo ello por 0€ hasta el mes siguiente.

Y pensando, pensando que podía comprarles a mis hijos llegué a la conclusión de que me apetecía tener mi propio Ipod aunque fuera el más sencillo del mercado.
Y ni corta ni perezosa volví a visitar el establecimiento en cuestión con la duda de si realmente me podía llevar gratis mi diminuta novedad…aparte de unos buenos auriculares, un diccionario de francés y otro de inglés.
…Y sorpresa…pasé por caja sin sacar la cartera…y a la salida ningún fornido vigilante me dio el alto¡!


Pd: al llegar a casa les anuncié con bombos y platillos los estupendos diccionarios que les había comprado…hay miradas que lo dicen todo ;)

Comentarios

  1. Cuando sepa como cargarlo...aisch...entre window y apple me tienen frita¡!

    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario