viernes, 15 de abril de 2011

La duda

En cualquier de los casos ya le estaba bien, pero nunca hubiese imaginado que llegado este punto tuviese dudas del camino a escoger.
Había emprendido la marcha un lejano 10 de junio ligero de equipaje, él y sus ganas de iniciar esta aventura le había bastado para llevarla a cabo.
Pero ahora, dos meses después y en el final del camino una duda le estaba carcomiendo, cuando la vuelta a casa parecía la única opción, había germinado en él la absurda idea de seguir, seguir, seguir.

Nunca se había sentido tan libre y tan feliz, la sola idea de volver a su antigua vida le estaba amargando los últimos días de su andadura.
Por un lado sabía que ésta no era más que un paréntesis en su vida, un premio después de largos y duros años de estudios. Pero había saboreado
la ligereza de una vida sencilla sin más fin que escuchar su cuerpo y llegar a donde sus piernas le llevaban.

En cualquier de los casos ya le estaba bien, pero nunca hubiese imaginado que llegado a este punto tuviese dudas del camino a escoger: seguir o volver.

6 comentarios:

  1. Sin duda alguna yo le animaría a seguir.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Seguir, seguir y seguir en plan Forrest Gump, jeje

    ResponderEliminar
  3. es lo que tiene probar la libertad...

    besos

    ResponderEliminar
  4. La sempiterna duda.
    Comprendo perfectamente este texto.
    Cuántas veces nos hemos encontrado en esa tesitura, pararse, seguir, cambiar, irse....
    Sí, lo comprendo..

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. YO escogería seguir pero claro cada uno es como es
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...