viernes, 26 de agosto de 2011

Fnac


Sé que tengo un problema en cuanto entro en ese templo del ocio, me cuesta salir de él ilesa o mejor dicho con mi bolsillo ileso.

Pero el lunes ricé el rizo y el mister pensó que había perdido el sentido común en cuanto traspasé el umbral electrificado y guardado por guardianes disuasores.

Cada pasillo me atraía cual canto de sirena y en unos pocos minutos pude acaparar un libro de cada uno de mis últimos intereses: un libro sobre jardinería, otro de Gavalda en francés, otro de Durell que compartiré su lectura con Martí (él no está tan de acuerdo), otro de la Bolsa (el tema da para varios post) y vi en el kiosco que con la revista El Mueble regalaban el libro Cumbres Borrascosas...así que tengo lectura para rato.

4 comentarios:

  1. yo tengo la vacuna perfecta.. no entrar ;)

    besos

    ResponderEliminar
  2. Últimamente me contengo más, pero antes...era horroroso!!! Espero que pronto nos hables de ese que tienes escondido en la bolsa.
    A mí también me interesan los de jardinería, a pesar de no disponer de jardín propio.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Yo no puedo, para mi es completamente inviable, si entro me lo compro todo.....

    ResponderEliminar
  4. JAJAJA a mi me suele pasar y te diré una cosa... crea adicción!!! un besote

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...