viernes, 10 de febrero de 2012

Oportunidades

La vida, por suerte, me sigue dando sorpresas.
Compré este ciclamen el primer invierno de estar en esta casa, de los cuales han pasado 4 años.
Como era de esperar llegó la primavera, después el verano y cayeron sus flores y la planta pareció que también.

Soy de las que no me gustan arrastrar cosas viejas ni moribundas por casa, así que su destino natural hubiera sido la basura.
Pero parecía que no quería apagarse del todo, así que pensé que el abrasador verano podría con ella.
No fue así, volvió a llegar el invierno y allí estaba, orgullosa de haber sobrevivido al tiempo y sobre todo a mí.
Así que ahí la dejé tranquilita, sin florecer pero dando vida con sus hojas verdes al jardín...hasta este invierno, el cuarto para ella, que me ha regalado el premio a la paciencia.

A veces tengo que hacer segundas lecturas de lo que acontece a mi alrededor, paciencia, oportunidad, cuidados....resultados.

5 comentarios:

  1. Que bien.
    Ahora es el momento de arrancarla y hacer con ella brochetas de esas tuyas "tan apetitosas".

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. estoy totalmente de acuerdo contigo... y si atendemos a lo que nos rodea, la vida nos da todos los días sorpresas.

    bicos

    ResponderEliminar
  3. esa relectura de lo que le sucedió al ciclamen me ha encantado!!

    así que lo de la paciencia y las segundas oportunidades...funciona ;)

    besos

    ResponderEliminar
  4. Es precioso saber que las sorpresas gratas están más cerca de lo que pensamos. Tienes precioso el ciclamen. Pensé que mi planta de Navidad me la quedaría todo el año (como en otras ocasiones), pero he sido muy mala jardinera y su destino será la basura...Bss y buen finde!!!

    ResponderEliminar
  5. Pues la verdad es que me dio por pensar bastante, cuántas cosas damos por pedidas cuando todo es cuestión de tiempo...El tiempo lo pone todo en su lugar...qué gran verdad¡!

    Petó

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...