miércoles, 4 de abril de 2012

Roma I

Por fin llegó el tan preciado fin de semana romano, aunque no estuvimos más que 48 horas las pudimos exprimir al máximo.

Lástima de Ryanair hizo de las suyas y el avión de ida salió 1 hora más tarde sin aviso ni explicaciones.
Era la primera vez que volamos con ésta compañía y no la teníamos todas con nosotros, por de pronto leímos y releímos toda la letra pequeña por lo que aprendimos que:

hay que controlar bien las medidas y el peso de las maletas a subir a bordo (el cargo puede llegar a ser superior al del billete)

Llegar con la tarjeta de embarque impresa a una sola cara (más cargo si no es así)

Teníamos la costumbre de no hacer cola para embarcar, así que para la ida dejamos que los pasajeros entraran al avión para seguidamente hacerlo nosotros, craso error; pensamos que el número que salía en nuestra tarjeta de embarque era nuestro asiento designado....pues no, cada uno se sienta donde le place¡!

Pero salvado ese paso aterrizamos en Roma casi de noche, así que nos olvidamos de pasar por el hotel y nos dirigimos directamente al restaurante que nos recomendaba la guía: L'Orso 80, un restaurante cercano a la Piazza Narvona y tan típicamente italiano como esperábamos.

Más tarde nos fuimos caminando hacia el hotel no sin antes lanzar las tres monedas de rigor en la Fontana de Trevi.

9 comentarios:

  1. :)

    La Fontana di Trevi!!!

    Aynnnnnnnnnnnnssssssssssssssssssssssss

    Ahora mismo veo a Anita Ekberg bañándose en ella.

    Que bonita. (La Fontana eh!!!, bueno... y ella también).

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con mi tocaya, dónde se ponga el italiano que me quiten la sueca¡!

      Petó

      Eliminar
    2. Arreglado:
      La sueca para mi.
      El italiano para Susana Peiró.
      Y tú nadas en la fuente, vale?

      Jajajjajajaja

      Eliminar
  2. ¿Por qué el Toro siempre llega antes y dice lo que yo pienso?
    Aynnnnnnnnnnnsssssssssssssssssss

    Ande, yo veo a Marcello! (Más guapo que la Anita)

    Te sigo por las calles de Roma Querida Tocaya! Besos guapa!

    ResponderEliminar
  3. Yo nunca eché las monedas en la Fontana. ¿Significa que no volveré nunca a Roma? Quien sabe...
    Viajar en Ryanair es todo un mundo: no te fíes nunca de lo de las medidas, hay veces que te hacen volver a medirlo todo allá por "si acaso".
    Petonets.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo sé...yo por si acaso cumplí la tradición.

      Petó

      Eliminar
  4. Hace tiempo que no voy a Roma...pero de volver a Italia, creo que me quedaría perdida por los pequeños pueblos de la Toscana. De momento con Ryaner no he tenido problemas de puntualidad, tan solo los habituales de no parar de ofrecerte publicidad durante el trayecto...en fin...¡¡lo que cuesta pagar menos, verdad!!??
    Bss!!

    ResponderEliminar
  5. Pues si, es cuestión de cambiar de mentalidad...la vuelta estuvo bien (habíamos aprendido de la ida)
    Yo también me perdería por los pueblos de la Toscana, tengo ganas de descubrirlos.


    Petó

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...