sábado, 13 de julio de 2013

Lo siento amor

Tu silencio me duele, me produce un dolor físico que difícilmente puedo soportar.
Mi respiración ha dejado de ser mía desde el mismo momento en que me dijiste que lo preparase todo para salir el fin de semana.

Seguro que algo he hecho mal, seguro que he olvidado algo; pero por más que lo piense no llego a adivinar qué puede ser.
He preparado la ropa adecuada, creo.
No he olvidado nada de tu aseo personal, creo.
Te he recordado coger la cartera, el móvil, las llaves…creo que no había nada más que recordar.

Has subido al coche quejándote del calor que estaba haciendo, de lo que hemos tardado en salir, de la cantidad de tráfico que te encontrarías; nada que yo pueda evitarte amor.
Y por fin ha llegado la pregunta que tanto temía:
¿Lo has traído todo?
Sí cariño.
¿Seguro?
Sí, creo que sí.
¿Ibuprufeno por si me duele la cabeza?
La pregunta me ha abofeteado, no he pensado en ello.
¿Cómo me he podido olvidar de un hipotético dolor de cabeza?
No, ha sido mi respuesta.
 Y entonces tu silencio aumenta más mi culpa si cabe, tu respirar agitado que me indica la paciencia que tienes conmigo amor; lo sé jamás estoy a la altura de lo que esperas de mí.
Como tú bien me dices, contigo vivo como una reina…pero yo no puedo evitar sentirme una mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...