viernes, 5 de diciembre de 2014

Nunca es demasiado tarde.


Un funcionario del ayuntamiento solitario y meticuloso con el trabajo, una labor que no requiere más que compasión ya que sus clientes son muertos sin aparentes lazos familiares; su labor consiste en buscar quien le acompañe en las honras fúnebres.


Hasta que los recortes presupuestarios le dejan sin su razón de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...