martes, 1 de marzo de 2016

Spotlight

La trama es dura, y por desgracia de renovada actualidad, la pederastia en el seno de las escuelas, en este caso por parte de párrocos.

Los hechos reales ocurrieron en Boston en el 2002, pero el film no se recrea en los hechos en sí sino en el equipo de periodistas que destapó el escándalo y sacudió a la sociedad y al Vaticano.

El film es bueno, no sé si para un Oscar, ver un equipo de investigación periodistica ante tan monstruoso caso en una ciudad tan profundamente católica es toda una heroicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...