viernes, 26 de noviembre de 2010

Ganas de estudiar...5


La Universidad para muchos estudiantes es un fraude, para otros la describen como los mejores años de sus vidas...yo ya llegué a una edad en la que sólo la podía ver como un regalo.
Yo no llegaba a ella después de muchos años de estudios, ni con la esperanza de que fuera el principio de mi vida adulta...y todo ello influía en el estado de animo de mis compañeros y en el mío.
Ellos eran en su mayoría muy críticos con todo, a mí todo me parecía justo y maravilloso.

En el primer semestre tenía tres asignaturas, una de ellas con el profesor menos didáctico que me hubiese podido imaginar en una carrera como la que estaba realizando; pero aún así no me perdía una clase a ser posible en primera fila...y según una compañera medio embobada.

La segunda asignatura era francés, en la que pensaba que iría sobrada, pero la realidad cayó con una loza sobre mí: mi francés era terrorífico...y así me lo dejo claro la profesora al ponerme un sencillo aprobado.

Y la tercera asignatura era anual y estaba impartida por una excelente profesora que había llegado a la Universidad después de ser muchos años maestra en un pequeño pueblo, lo que le daba una visión de la realidad educativa en Catalunya que sí me dejaba maravillada, más aún cuándo criticaba la inmersión lingüística del catalán.

Una de las cosas que más me sorprendió fue lo poco que sabía yo de las nuevas tecnologías y como todos los profesores daban por sentado que todos teníamos Internet y ordenador en casa; así que no tuve más remedio que ponerme al día también en ello¡!

Si llevo la vista atrás recuerdo la cantidad de información que tuve que asimilar...y lo que me gustó estar siempre a la carrera para estar algo a la altura de lo que me pedían.

4 comentarios:

  1. Que distinta puede ser una experiencia dependiendo del momento en que se viva.Yo solo deseaba que llegara la tarde y la noche para los cafes varios y la fiesta!!Y por clase ni pasaba....Tube suerte de que me haya ido tan bien

    ResponderEliminar
  2. pensaba como Dina.. cómo cambian las cosas dependiendo del momento.. yo quería estudiar una carrera pero un poco también "porque tocaba"..

    para mí, el cambio fue la segunda carrera (que no es tal, porque no está ni homologada) pero que fueron los tres años de la escuela de cine.. todos los profesores, absolutamente todos me maravillaban, era la mayor de la clase (la segunda mayor). todo el mundo era crítico con todo y yo flipaba con todo, pero, sobre todo, por primera vez en mi vida..llegaba a casa y me ponía a estudiar lo dado en el día; ampliaba conocimientos.. preguntaba las mil dudas y curiosidades...

    besos...

    me quedo con la curiosidad de ese embobamiento por ese profesor poco didáctico jeje ;)

    ResponderEliminar
  3. La motivación lo es todo.
    Y por lo visto a ti te sobraba.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Dina, pues ahora imagínate que estos chavales con los que coincidí esperaban lo mismo ...y se encontraron con el Plan de Bolonia; vamos desesperados¡!

    Hola Maba, ya veo que entiendes lo que es sentirse como un pulpo en un garage...yo daba gracias por todo...ellos lo reinvidicaban todo (que por cierto es lo que le tocaba hacer).
    Era un embobamiento por su saber...el tipo no daba para más ;)

    Hola Toro, es que yo iba más feliz que unas pascuas¡!!!

    Petons.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...