Domingo sin sol


Una vez al año nos vamos todos juntos a comer en el mismo chiringuito de la que mi madre es fiel clienta para celebrar su cumpleaños...ya es mala suerte que ese día se levantara el cielo completamente tapado y que ello impidiera que pudiéramos poner un pie en la arena, que la mar la viéramos gris y de lejos y de que el sol no hiciera de las suyas en nuestra piel.

Pero nada ni nadie nos impidió que disfrutáramos de las tapitas del bar, de la soberbia paella, de la sangría de cava , del pastel helado y sobre todo del placer de jugar unas partidas a las cartas en la que los hombres de la familia se levantaran enfurrúñanos al no poder ganar ni una.

Comentarios

  1. Yo creo que se dejan ganar para teneros contentas.
    Son unos cracks.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. el tiempo no acompañó pero realmente no os hizo falta

    besos

    ResponderEliminar
  3. Aichhhhh...ya salió en defensa de la especie¡!

    Petons

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares