miércoles, 3 de agosto de 2011

Inspiración

El sábado nos dispusimos a descubrir el nuevo templo del ocio y las compras de Bcn, y para llevar un orden nos dirigimos a la planta baja para ir subiendo y curiosear una a una.

El problema fue que lo primero que vimos fue el FNAC, lugar de perdición para los habitantes de mi casa bien sea por los libros, la música o sobre todo los videojuegos.

El caso es que yo andaba hojeando libros y las piernas se movían ajenas a mi voluntad, una embriagadora música ponía desorden a lo que tenía que ser una tranquila actividad.

Así que después de estar todo el rato saboreando una canción tras otra me acerqué al mostrador de información de la sección de música para preguntar si sabía qué estaba sonando, el joven se acercó a un mueble y me enseñó un pack de cuatro Cds con un precio inferior a 10€...así que ahora sigo saboreando tan marchosa música.

2 comentarios:

  1. Podrías plantarlos.
    Quizás de aquí unos meses florezca una orquesta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. qué bien no? a mi me chifla ponerme un cd en casa cuando estoy cocinando o simplemente pululando por la casa!!! un besote

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...