viernes, 19 de agosto de 2011

Un australiano


Fue todo una sorpresa encontrarme en mi super de compra semanal con esta botella de vino blanco chardonnay de Australia.

La primera vez que probé un caldo de las antípodas me encontraba a unos miles de kilómetros de casa, concretamente en Nueva York.

En aquella mítica ciudad pasé solo cinco días, pero aproveché para pedir cada mediodía una copa de vino de lugares que no había tenido la suerte de probar.

En este caso la botella fue un visto y no visto, os podéis imaginar...fresquita de la nevera, con esos calores, y que entraba tan dulcemente.

3 comentarios:

  1. Gracias por ponerlo, por tu opinión y por tu impresión sobre ese vino de las antípodas
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  2. Los vinos del “Nuevo Mundo” deparan encantadoras sorpresas Querida Amiga! Y como veo que estás dispuesta a la aventura, me animo a recomendarte los blancos de Chile y desde luego, no dudes ante un Sauvignon Blanc argentino (especialmente los de la zona de Tupungato) o un Chardonnay, muy frutados, con notas de pomelo y la enorme personalidad de este terroir. A tu Salud Tocaya!!!

    ResponderEliminar
  3. La verdad es q resulta de lo más apetecible

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...