Crónica de Los Miserables

Por fin el sábado el gran día; iba a consumir mi regalo de cumpleaños.
Al llegar una amable azafata nos llevó a un reservado y tras una copa de cava empezamos el tour por el backstage.


Evidentemente las fotos estaban prohibidas, así que solo he podido hacer pocas, y al ser robadas pues de poca calidad.

Lo cual fue una pena, porque realmente el lugar daba mucho de si. El caso es que después de una interesante explicación nos llevaron hasta nuestros asientos.
En nuestro caso tuvimos la suerte que las butacas estaban pegadas junto al ingeniero de sonido, que animó mas si fue posible las casi tres horas de espectáculo.

A la media parte, volvimos a nuestro reservado en el que nos esperaban canapés y en mi caso una copa de vino.


¿Qué decir de un espectáculo que ha sido visto por 56 millones de espectadores?

Pues gallina piel la mayoría del tiempo...aún estoy en estado de shock así que poco puedo explayarme; me ha dejado bocabierta muchas cosas: el libreto, la voces, los cambios de escenarios...en resumen todo ello.

Comentarios

  1. :)

    Que buena experiencia.
    Un regalo precioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. un regalo maravilloso.. fuisteis muy afortunados

    y no me extraña que estés aún en shock! es algo grande

    besos

    ResponderEliminar
  3. Jo, yo también quiero ir, y de esa manera aún mejor.
    La foto en blanco y negro es muy bonita
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares